6 de julio de 2011

Mi Primer Quedada encuentro Blythe

De forma sorpresiva, cuando ya perdía todas las esperanzas de conocer una platense (o ciudadana de las adyacencias) que tengan Blythe apareció Sandra.
- El Lunes voy para LP, ¿queres que nos juntemos? - Me pregunto por MP en el facebook.
Por supuesto que dije que sí, con mucha ansiedad espere que llegue el lunes. Horas después de mi salida del trabajo nos reunimos en un local de comida rápida (anunciantes por favor contactarme de forma privada).
Capuchino Doble y dos medialunas.
(mmm hamburguesa)

La quedada fue divertidísima. Lleve a Isa, Amanda y Delia. Ella trajo consigo a Uma y una Licca (oh nunca su nombre!). Por lo que esta fue la primera vez que conocí una Blythe Takara. Uma es una mango hermosa y Sandra le puso un Pure Neemo (que tampoco conocía personalmente).

Uma: una Blythe Mango Autentica!!!
Hermosa!

Charlamos tantas cosas que no puedo recordarlas todas juntas. La trama se deslizo por muñecas, compras, tiendas on line, blythes de autor, etc. ¿De que otra cosa se podía hablar? Por la noche soñé con Blythes de todos los modelos. Me desperté cuando tenía entre mis manos una Can Can Cat.



En un momento, un niño se deslizo entre las mesas. Llevaba una bolsa de polietileno con curitas. Enfrascadas en la conversación, con la pequeña mesa llena de muñecas el niño nos pregunto:
-¿Quieren comprar? -
-No gracias - Respondió alguna de las dos. Es inevitable no sentirse mal en estas circunstancias, sobre todo cuando uno tiene tanto dinero invertido en plástico y tela sobre la mesa.
- ¿No me dan una muñeca para mi sobrina? – Insistió el nene.
Sandra, que no entendió bien, hizo un gesto como si buscará algo, por mi parte me quede sin saber que contestar. Petrificada.
-¿No me dan una muñeca para mi sobrina? – Repitió el nene. Y allí Sandra escucho bien.
-¿Queeee? Noooooo querido – Le dijo como pasmada.
El niño se debe haber asustado por que salió eyectado hacia otra mesa. Fue inevitable no largar la carcajada. ¿Una muñeca?. Toma $50, toma $100. Toma mi tarjeta de crédito, toma mi sangre. Pero una muñeca no!.
Las cuatro niñas. la Licca no quiso salir en la foto.
Nota: mi cámara es una porquería sacando fotos en espacios cerrados y con poca luz. Imposible hacer foco.

Me divertí mucho la tarde del lunes, al punto que me olvide hasta de la sensación térmica. Recibi un regalito: un hermoso gorrito con tapa orejas y pompones.Amanda y yo quedamos chochas!. Por mi parte fui una ordinaria, le lleve solo dos pines. Que poca experiencia en quedadas. (Mi mamá me reto cuando le le conté).

Amanda y su Autentico Sandra Oh.

Encontrar otra loca como una no es algo que pase todos los días. Por lo que espero que se repita pronto.

6 comentarios:

  1. ¡Qué lindo! La anécdota es desopilante, pero muy cierta. Le vacío la billetera pero que no se lleve una muñeca...! jajajajaja

    El modelito de Sandra Oh es bellísimo, así como vuestras niñas.

    Pero por favor... ¡no digas quedada! Ajjjjjjj xD

    ResponderEliminar
  2. y COMO SE DICE? YO QUERÍA QUE SE ENTIENDA... SNIFFFFF

    ResponderEliminar
  3. Jajaja pobre Dani, no llores!! fue un exabrupto de mi parte, es que tengo una aversión profesional extrema al español de España, jajajaja, no me hagas caso (pero yo hubiera dicho reunión, encuentro... xD), no me hagas caso, basta, Bella, basta, cashate! xD

    ResponderEliminar
  4. Mira lo que lograste... me traumaste Bella!!!!

    ResponderEliminar
  5. Ajajajajaja perdón perdón!! es un defecto profesional!!

    (pero ahora quedó más lindo ^_^)

    ResponderEliminar
  6. siii... pero agradece que no puse quedada de kekas...
    hubiera sido muy fuerte!

    ResponderEliminar

El que diran